Resumen corto del Quijote de la Mancha


Resumen del Quijote de la Mancha

(El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha)


 
El quijote de la Mancha

Sancho Panza y el quijote de la Mancha

Autor: Miguel de Cervantes Saavedra, novelista, poeta y dramaturgo; 1547-1616.

Otras obras: La Galatea, Novelas ejemplares ["La gitanilla", "Rinconete y Cortadillo", "El licenciado Vidriera", "El celoso extreme√Īo", "La ilustre fregona", "El coloquio de los perros‚ÄĚ] (narrativas); Viaje al Parnaso (poes√≠a); Entremeses, La Numancia, El trato de Argel, Los trabajos de Pensiles y Segismunda (teatro).

Anuncios Google

Género: Novela barroca.

Estructura: Está dividida en dos partes, que constan de 52 y 74 capítulos, respectivamente.

RESUMEN

He aqu√≠ la m√°s grande obra de la literatura espa√Īola.

Alonso Quijano, el viejo hidalgo de La Mancha, ac√©rrimo lector de libros de caballer√≠a, contrae una “extra√Īa locura” por los relatos fabulosos que en ellos se cuentan, y determina convertirse en caballero errante, tomando el nombre de don Quijote “para aumento de su honra y bien de su rep√ļblica”. Para ello cumple, seg√ļn su parecer, con todos los requisitos de la caballer√≠a andante: vela las armas, contrata como escudero a Sancho Panza y le promete, entre otras cosas, el gobierno de una √≠nsula, busca un nombre adecuado para su caballo, d√°ndole el de Rocinante, y se pone al servicio de una dama, “porque el caballero andante sin amores es √°rbol sin hojas y sin frutos, y cuerpo sin alma”, por lo que elige a una labradora lugare√Īa, Aldonsa Lorenzo, a quien dar√° el nombre “m√ļsico, peregrino y significativo” de Dulcinea del Toboso. Contra la voluntad de su sobrina y su ama, con quienes vive; el cura y el barbero de la aldea, que tratan de disuadirlo, sale en busca de aventuras para “desfacer agrav√≠os y enderezar entuertos”.
Los sue√Īos de este idealista se hacen realidad a trav√©s de tres salidas o viajes que realiza por tierras espa√Īolas. Sancho lo acompa√Īa a partir de la segunda de ellas, y ambos viven distintas aventuras que los llevan a conocer infinidad de ambientes y tipos de individuos, tanto desde el punto de vista de su condici√≥n social, como humana: venteros, rameras, campesinos, criados, mercaderes, frailes, pastores, barberos, galeotes, ladrones, labriegos… Don Quijote casi siempre resulta maltrecho de sus aventuras. As√≠, por los campos de Montiel hace la primera salida que concluye con su regreso a La Mancha, molido a golpes por el mulero de una caravana de mercaderes toledanos (parte primera, cap. IV). La segunda, ya acompa√Īado de Sancho, nos cuenta la famosa aventura de los molinos de viento (cap. VIII), lo acontecido con la pastora Marcela (caps. XII a XIV), sus aventuras en Sierra Morena (caps. XXIII a XXX), el cuento de “El curioso impertinente” (caps. XXXIII a XXXV), entre otras cosas. Esta salida culmina con el enga√Īo urdido por el barbero y el cura, quienes, simulando un encantamiento, enjaulan al h√©roe y lo devuelven a su aldea, a la que llegan seis d√≠as despu√©s (cap. LII).
La tercera salida es rumbo al Toboso (parte segunda), donde ocurre el encantamiento de Dulcinea (cap. X), la aventura con el caballero de los Espejos (caps. XII a XV) y con el caballero del Verde Gab√°n (cap. XVIII), as√≠ como tambi√©n las bodas de Camacho y Basilio (caps. XIX y XXI), los famosos sucesos de la cueva de Montesinos (caps. XXII y XXIII), la extra√Īa aventura de la due√Īa dolorida (caps. XXXVI a XLI), el pasaje de Sancho Panza en posesi√≥n de su √≠nsula y el comienzo de su gobierno (caes. XLII a XLVI). El final llega con la derrota definitiva de don Quijote en un duelo con el caballero de la Blanca Luna (caes. LXIV y LXV), luego del cual √©l y Sancho retornan al hogar.
Ya en la aldea, sinti√©ndose fracasado en su enfrentamiento con el mundo y con la vida, el hidalgo don Quijote, convertido de nuevo en el simple y cuerdo Alonso Quijano el Bueno, cae enfermo de melancol√≠a y muere tranquilamente en su casa abominando los libros de caballer√≠a y preocupado por su testamento, mientras el fiel Sancho, lleno de ternura y adhesi√≥n hacia su amo ‚ÄĒpues por ser part√≠cipe del anterior idealismo de √©ste llega a identificarse con √©l‚ÄĒ trata de suavizar la amargura de don Quijote con argumentos favorables a la vida pastoril que ambos √ļltimamente hab√≠an acordado llevar (cap. LXXIV). Sin embargo, no puede revitalizar la fe perdida de su amo, con lo cual Sancho queda como heredero del quijotismo.
A pesar de la dificultad que entra√Īa descubrir e interpretar la idea central que unifica esta compleja novela, el tema principal est√° dado por el choque entre realidad y fantas√≠a, entre realismo e idealismo. Don Quijote es un alma juvenil y so√Īadora, tiene un coraz√≥n puro y generoso unido a un esp√≠ritu apasionado y entusiasta. Sus sue√Īos lo enajenan y el enfrentamiento con la realidad es terrible, triste y grotesco, c√≥mico y lastimoso, al mismo tiempo. La muerte de don Quijote, cuerdo y deprimido, parece darnos¬†cuenta de su derrota final y, sobre todo, de la toma de conciencia de esa derrota, he ah√≠ su mayor tragedia. Pero √©l abomina las fantas√≠as y aventuras no porque renuncie a sus ilusiones, sino porque llega a comprender que equivoc√≥ el camino para lograrlas.
La injusticia, representada por los “agravios que desfacer, entuertos que enderezar, abusos que mejorar”, no se combate con palabras altisonantes ni con actitudes fantasiosas. No fueron vencidos sus ideales sino los medios con que trat√≥ de imponerlos; por eso el abatimiento le domina. Lleg√≥ al hidalgo la hora de aceptar la realidad que nunca quiso comprender, y entonces muere de melancol√≠a… y de cordura. Ha recobrado la raz√≥n, vuelve a ser Alonso Quijano el Bueno, pero ya no tiene las ilusiones por las cuales viv√≠a y respiraba el caballero don Quijote. No le queda sino morir.
En cuanto a características fundamentales de forma, contenido y estilo, esta novela sintetiza deliberadamente los aportes más significativos de la literatura anterior.
Cervantes con su sello personal e inconfundible recrea las haza√Īas de los h√©roes de las novelas de caballer√≠a, remed√°ndolas y haciendo de ellas una caricatura. Describe costumbres y ambientes espa√Īoles, al modo de la picaresca, con humorismo, s√°tira, iron√≠a, tambi√©n a la manera de este mismo g√©nero, pero sin amargura ni mordacidad; s√≥lo es coexistencia de realismo e idealismo, presentados en la pareja don Quijote-Sancho, que no se contraponen sino se complementan. Son ellos personajes similares a los de las novelas pastoriles, pero m√°s reales y humanos. Adem√°s, pinta una galer√≠a de individuos que abarcan todos los tipos psicol√≥gicos y todos los estratos sociales, distintos niveles expresivos en admirable armon√≠a. Maneja el lenguaje popular enriquecido con dichos y refranes, gracioso y variado seg√ļn el momento, como el de Sancho. Emplea ex profeso un estilo altisonante y amanerado, que es parodia y s√°tira del lenguaje ampuloso de los libros de caballer√≠a, y usa la forma culta y elegante, airosa, √°gil y art√≠stica, que es la propia de Cervantes.
En efecto, el estilo verdaderamente cervantino se caracteriza por la exactitud de los términos, la pulcra elegancia de la frase y la notable armonía del ritmo; por ello es imposible poner en duda la creación de un sentido idiomático depurado y perfecto, como de hecho logró Cervantes en Don Quijote.

Losensayos | Vía: resumendelibros


______________________________________________________
<< Artículo anterior | Artículo siguiente >>
______________________________________________________